fbpx

¿Encofrados en madera o en metal?: conoce cuándo utilizar ambos materiales

23 Oct 2020

¿Encofrados en madera o en metal?: conoce cuándo utilizar ambos materiales

Utilizar el material correcto con el cual trabajar durante la construcción puede significar un gran ahorro de costos. Algunos han evolucionado y tecnificado, otros se han mantenido en su forma tradicional. ¿Madera o metal?, veámoslo.

Las formaletas son elementos esenciales en la construcción. Su versatilidad, durabilidad, resistencia y disponibilidad determinarán aspectos claves de la obra como el presupuesto y el tiempo de ejecución. Es por esto que saber escoger la formaleta correcta para cada fase de tu proyecto resulta esencial.

Su función se basa en darle la forma deseada al concreto mientras este fragua para la elaboración de columnas, vigas, losas, prefabricados, muros, entre otros. Las hay de plástico, fibra de vidrio, madera o metal, siendo estas dos últimas las más utilizadas en la industria, por lo que veremos algunas de sus características y desempeños en obra.

Para acabados visibles

Con el concreto arquitectónico se obtiene un acabado uniforme y superiormente estético que con el concreto regular. Para ello, es necesario utilizar encofrados de madera con contrachapado fenólico y cara de contacto de PSF, esto le proporcionará al concreto fresco las condiciones necesarias para el resultado que se busca y alejarse de las imperfecciones no deseadas.

Además, las formaletas deben seguir un estricto mantenimiento y supervisión debido a que cualquier imperfección en una de ellas se verá reflejada en el acabado final del concreto.

Para este tipo de encofrado es recomendable embeber la madera en estructuras metálicas o de aluminio (frame o marco), además de incorporar elementos metálicos que las protejan y puedan extender su vida útil.

Sistema de soporte o cimbras

Dentro del proceso de apoyo para encofrados, un actor clave es la cimbra. Conocidos también como parales, puntales o andamios, estos elementos auxiliares son utilizados para el soporte de estructuras que sostienen el vaciado de concreto.

Anteriormente, este sistema de soporte era totalmente de madera. Aún se sigue utilizando este material para dicho propósito (a pesar del acelerado deterioro que sufren), pero lo más recomendable es que las cimbras sean de metal. Con ello, el constructor estará garantizando:

  • Más capacidad de carga.
    Durabilidad.
  • Sostenibilidad ambiental.
  • Estandarización de procesos.
  • Mayor velocidad en el trabajo.
  • Menor mano de obra.

Encofrado de losa

Para la cara de contacto durante el vaciado de losas, las superficies más recomendadas son las de madera o plástico. Las superficies metálicas se podrán utilizar únicamente en lugares en los que no sea necesario el uso de puntillas para la fijación de guías.

En este caso, la madera no requiere de un recubrimiento como si se tratase de vaciar concreto arquitectónico, pero es recomendable que cuenten con una capa de resina melamínica, un compuesto químico que le proporciona resistencia al material, o utilizar madera con pegamento fenólico y superficie de contacto PSF. De lo contrario, utilizar maderas no niveladas o sin pulir generará pérdidas de concreto o lechada durante el vaciado.

Comparativa entre materiales

Madera:

  • Para obtener mejores acabados en el vaciado de concreto de vigas, columnas, muros o pantallas.
  • Para el vaciado de losas.
  • Para acabados arquitectónicos.

Metal:

  • Equipos de soporte: puntales, parales o andamios.
  • Si no se requiere acabados arquitectónicos o si se busca rentabilidad debida a la duración de los equipos.
  • Para elementos prefabricados.

En términos generales, los encofrados hoy en día suelen ser metálicos gracias a sus mayores rendimientos y durabilidad. De la misma manera, sus elementos auxiliares, como las cimbras, también ofrecen un retorno de la inversión a corto plazo si son elaborados en este material, además de requerir menor cantidad de recursos humanos trabajando en la instalación de ellos.